¿Qué es la vitamina B9?

La vitamina B9 es una vitamina esencial que el propio cuerpo humano no es capaz de sintetizar por sí mismo y, por ello, es necesario incluirla en la alimentación. El déficit de ácido fólico debe analizarse junto con la vitamina B12, ya que ambos tienen un metabolismo que está muy interrelacionado y producen, en ocasiones, alteraciones similares como la anemia.

¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble que pertenece al complejo B, la vitamina B9. Esta vitamina también se conoce habitualmente como vitamina B9.

Ensalada completa en vitamina b9

Ácido Fólico: Propiedades y beneficios

El ácido fólico es hidrosoluble. Las cantidades sobrantes de la vitamina salen del cuerpo a través de la orina. Eso quiere decir que el cuerpo no almacena el ácido fólico.

A principios del desarrollo, el ácido fólico ayuda a formar el tubo neural.El ácido fólico es muy importante porque puede ayudar a prevenir algunos defectos de nacimiento graves del cerebro (anencefalia) y de la columna vertebral (espina bífida) del bebé. Además, sus principales funciones son: 

  • Ayuda en el crecimiento de los tejidos y en el trabajo celular
  • Trabaja junto con la vitamina B12 y la vitamina C para ayudar al cuerpo a descomponer, utilizar y crear nuevas proteínas
  • Ayuda a la formación de los glóbulos rojos (ayuda a prevenir la anemia)
  • Ayuda a producir ADN, el pilar fundamental del cuerpo humano, que transporta información genética

¿Qué pasa si nos falta ácido fólico?

La mayoría de deficiencias de ácido fólico no producen síntomas y, o bien no se diagnostican, o son un hallazgo casual al hacerse un análisis por cualquier otro motivo. A veces no se observa anemia pero pueden verse glóbulos rojos de tamaño grande que hacen sospechar una deficiencia de vitamina B12 o de ácido fólico. En casos más graves puede aparecer:

  • Anemia megaloblástica o macrocítica. Se caracteriza por un tamaño muy grande de los glóbulos rojos. Los síntomas son los mismos que los de cualquier tipo de anemia.
  • Molestias en la piel o en la boca, con aparición de quemazón de lengua, llagas, aftas o boqueras.
  • Algunos estudios han encontrado un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y de trombosis venosa profunda en las personas con falta de ácido fólico.
  • Infertilidad (imposibilidad para tener hijos).
  • Alteraciones psiquiátricas que pueden llegar a la demencia.
  • En mujeres embarazadas la deficiencia de ácido fólico se asocia al nacimiento de niños con defectos en el tubo neural (meningocele, encefalocele, espina bífida) y también se ha asociado con labio leporino y paladar hendido.

¿Quieres recibir nuestro EBOOK de NUTRICIÓN especial COVID-19?

Apúntate a nuestra Newsletter y además te regalaremos un cupón de 10€ de descuento.

Menú

Ajustes

Compartir